viernes, 23 de junio de 2017

EL SABOR DEL VERANO, AL AIRE LIBRE



Restaurante Sierra de la Martina. Alcalá la Real


En nuestros municipios es costumbre salir en verano a tomar el fresco y disfrutar de los veladores y terrazas de bares y restaurantes que se llenan cada noche de lugareños y visitantes dispuestos a pasar un agradable rato al aire libre en torno a los platos típicos de cada pueblo, disfrutando de amigos y familiares.

Entre las muchas opciones que existen, os dejamos algunas de las paradas imprescindibles para estas fechas. En Alcalá la Real, por ejemplo, encontramos el  Restaurante Sierra de la Martina en el que se puede degustar tapas como el choto al ajillo o setas de cardo divisando las estrellas en el precioso entorno natural en el que se encuentra; o el Lagar de los Vinos, una impresionante casa del siglo XVIII en la que se elabora el vino del ‘Terreno’ de forma artesanal y que en verano montan la terraza y ofrecen cocina tradicional en el bonito marco de la Fuente de la Mora.

De Baena no puedes irte sin hacer parada en Casa del Monte, un restaurante de cocina mediterránea, con platos a la carta de increíble calidad y aceite con Denominación de Origen de Baena, cuya terraza se encuentra en los bajos de un edificio histórico en la plaza mayor. Igualmente recomendable es La Cruz del Segador, con una bonita terraza (decorada con elementos taurinos) en la saborear excelente fritura de pescado y tapas típicas cordobesas.

Restaurante El Andén. Cabra
En Cabra, por su parte, se puede optar por una comida tradicional en una venta típica en Los Pelaos en pleno parque de las Sierras Subbéticas, donde disponen de sabrosos embutidos, o si se prefiere, las riquísimas carnes a la brasa del Restaurante el Andén, un lugar cálido y acogedor ubicado en una renovada estación de tren.

La Yedra. Carmona
Si viajamos a Carmona tenemos alternativas diversas como las del restaurante La Yedra, donde el ambiente en su terraza en muy agradable  y disponen de una exquisita carta donde destaca el Foie a la plancha o el cremoso de arroz con boletus al aroma de trufa blanca; o el impresionante Parador de Carmona donde la mejor gastronomía convive con unas espectaculares vistas hacia la Campiña.

Situado en el mismo patio del Museo Histórico de Écija, de visita imprescindible, se encuentra el Restaurante las Ninfas que ofrece una variada carta de la mejor calidad en un ambiente de lo más tranquilo.  También en este municipio sevillano recomendamos el Ágora tapas, un espacio diferente, cercano al río Genil, que ofrece tapas locales con un toque muy personal. Entre sus sugerencias ofrecen influencias de otras culturas.

Para evitar el calor de esta temporada en Lucena existen opciones como La Estación, donde podrás disfrutar de unas bonitas vistas y probar los riquísimos bolos lucentinos, entre otras tapas, y la Venta la Camila con una excelente carta de carnes de caza en pleno entorno natural.

Hospedería del Monasterio. Osuna
Una carta variada de matices mediterráneos, creativa y de temporada en un escenario idílico es lo que propone el Restaurante Hospedería del Monasterio de Osuna, cuya terraza tiene unas vistas privilegiadas hacia la Iglesia Colegial y Monasterio de la Encarnación, así como al municipio. De un estilo completamente distinto es la Taberna Raspao, una bonita casa tradicional con patio donde recomendamos sus estupendos revueltos. La terraza se encuentra en la Plaza de la Merced, una bonita y recóndita plaza que tiene como protagonista la bonita Torreo de la Merced.

En uno de los rincones más emblemáticos de Priego de Córdoba, la espectacular Fuente del Rey, declarada Monumento Nacional, se encuentra el restaurante Yampe Fuente del Rey  con especialidades como la Ensalada Fuente Real, los Bolos de las cinco de la tarde o las delicias de rape. También en un lugar único con el encanto de su mirador con vistas al Adarve priegense se encuentra el Balcón del Adarve, donde se crea una cocina típica de la tierra, con destellos innovadores.

En una preciosa terraza ajardinada, a las afueras de Puente Genil, se sitúa el Restaurante Nueva Mezquita que ofrece una variada carta con increíbles carnes como el chuletón de buey, el churrasco o la brocheta de solomillo. El Voulé Restaurante, por su parte, propone noches inolvidables en el centro histórico del municipio pontanés en las que los mejores platos se funden con la mejor música.

Restaurante Santo Domingo. Utrera
Por último, en pleno casco histórico de Utrera, el Restaurante Santo Domingo dispone de un bello entorno, con unas vistas espectaculares a la Parroquia de Santa María la Mesa, ideal para pasar una velada tranquila y elegante,  disfrutando de una cocina tradicional y de vanguardia. Asimismo, la Abuela María ofrece una inmejorable carta de recetas tradicionales en un encantador patio repleto de macetas de geranios.















Receta de Mazamorra ecijana





Uno de los platos ecijanos más antiguos y autóctonos. Se le considera el antecesor del salmorejo. Se tiene constancia que Isabel la católica degustó este increíble manjar durante su estancia en nuestra ciudad.
La mazamorra es un salmorejo sin tomate, a base de pan, ajo, aceite, sal y vinagre. Opcionalmente puede llevar almendra. La mazamorra parece que fue traída a España por los romanos. Antiguamente se pasaban horas majando los ingredientes en un lebrillo.

Ingredientes:
  • 200 gr. de pan de pueblo
  • 1-2 dientes de ajo
  • 200 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de Jerez
  • Sal
  • Aceitunas negras
  • Huevos duros
  • Agua (opcional)
  • 50 gr. de almendras (opcional)

Preparación:
Remojar el pan en agua, retirar la corteza más oscura y escurrir. Triturar junto a los ajos, la sal, el aceite y el vinagre (al gusto). Rectificar de sal y vinagre. Se le puede añadir un poco de agua para que no esté tan espesa. Debe quedar una crema fina y homogénea. Enfriar y decorar con huevo duro y aceitunas negras. Rociar por encima con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

martes, 25 de abril de 2017

UN SABROSO RECUERDO DE CAMINOS DE PASIÓN (PARTE I)



Aceites de oliva virgen extra y vinos con denominación de origen, repostería artesanal y conventual, carne de membrillo, verduras, embutidos o quesos… definen una gastronomía de una extraordinaria calidad.
Productos locales únicos que estamos seguros que querrás tener en casa una vez que los pruebes. Por eso, os iremos recomendando las tiendas y lugares de parada imprescindible para degustar la cultura de cada uno de nuestros pueblos y llevarte un sabroso recuerdo. ¡Empezamos!
De  Alcalá la Real no te puedes ir sin probar sus impresionantes embutidos y quesos de cabra. Para los primeros no olvides pasarte por la Charcutería La Despensa, especialistas en embutidos ibéricos (de aceituna y de bellota) y con una amplia variedad de delicatesen, o por Embutidos Pérez Díaz, una empresa familiar con más de 50 años de historia donde  prima la tradición y el buen hacer. En cuanto a los quesos, puedes visitar Quesos Sierra Sur, una empresa que se dedica a la elaboración artesanal de quesos desde 1994, o Lácteos La Nora,  fabricantes de quesos viejos, curado y tierno en aceite de oliva virgen extra y con leche cruda de cabra procedente exclusivamente de su propia ganadería.
Y si prefieres algo más original, este municipio jienense elabora Tierra de Frontera, la primera cerveza artesana de la provincia de Jaén y una de las primeras de Andalucía.


El producto estrella de Baena es indiscutiblemente su Aceite de Oliva Virgen Extra, avalado por la Denominación de Origen Baena, una de las más antiguas de España. Este oro líquido lo puedes adquirir en cooperativas como la de Nuestra Señora de Guadalupe y la de German Baena. ¡Después de probarlo querrás más!
Igualmente conviene degustar su repostería artesana a base de  pestiños, roscos de vino, flores, panetillos del cortijo… en confiterías como la de Serapio Salas o David Salas. Además, Baena cuenta con dos Mercados de Abastos. En ambos se ofrecen productos típicos de la zona, como su reconocido aceite y sus quesos o vinos, de D.O. Montilla-Moriles, que también se puede encontrar en la tienda de Eduardo Salas.
Por su situación entre la huerta y la sierra, en Cabra pueden presumir sobre todo de frescas verduras que marcan sin duda alguna su gastronomía. La mejor forma de comprobar su variedad y su sabor es pasarse por su Mercado de Abastos o visitar la Cooperativa de Hortelanos de Cabra, donde podrás llenar tu bolsa de hortalizas traídas directamente desde el campo.
Por otro lado, este municipio cordobés cuenta también con una gran oferta de establecimientos panaderos y reposteros donde adquirir pasteles como sus tradicionales gajorros. Algunas opciones son la Panadería La Barriada, la Pastelería La Tentación o la Pastelería San Marcos.

Asimismo, Carmona cuenta con reconocidos obradores como el de Nuestra Señora de Gracia, el de Lora Jiménez y de Las Delicias, además de la Confitería la Nevada. Y si prefieres los dulces conventuales puedes dirigirte al Obrador del Convento de Santa Clara donde esta comunidad de clarisas vende sus productos a través del torno. Además, en este municipio sevillano se encuentra la Fábrica de Anís Los Hermanos de Carmona, que pone a disposición de sus clientes riquísimos licores y la popular ginebra Puerto de Indias, ideal para tener un detalle con un ser querido.

De tradición repostera es también Écija. Aquí, entre la extensa y variada oferta, destacan las famosas  yemas  ‘El Ecijano’, un producto tradicional elaborado a partir de yemas de huevo y azúcar cuya receta original, secreta, ha sido mejorada a lo largo de los años. Y, cómo no, las tortas de manteca y de aceite de San Martín de Porres, con más de 50 años de historia.
A ellos se le suma la más exquisita repostería elaborada en los obradores conventuales, sobresaliendo los ‘bizcochos marroquíes’ que elaboran las Madres Dominicas del Convento de Santa Florentina. También tiene fama los molletes ecijanos que podrás encontrar en la Panadería Armesto y en Panadería La Conchi.